• Post hecho por Vivians Osorio, Nutricionista
  • Tags:

15 mitos sobre la obesidad

15 MITOS SOBRE LA OBESIDAD

A lo largo de la historia se han creando diferentes mitos que pueden influir en las decisiones a la hora de consumir algunos alimentos, trayendo como consecuencia una inevitable confusión socio–cultural sobre la obesidad y su tratamiento. Sin duda, la alimentación se acompaña de una gran cantidad de afirmaciones erróneas, sin fundamentos comprobables, que muchas personas adoptan en medio de la confusión creada por la constante manipulación de la información.

 

Por esta razón hoy responderemos algunos de los mitos que escuchamos con más frecuencia:

Mito Nº 1: Si Dejo de cenar, engordo menos”

Respuesta
Falso, si haces todas las comidas, desayuno, almuerzo, colación y cena, en cada una de ellas logrará manejar mejor el volumen de lo ingerido, recuerda que cada comida actúa de freno para la próxima. Además existe lo que se llama termogénesis de los alimentos, que es la cantidad de calorías que el organismo gasta para metabolizar lo aportado en cada ingesta; por lo tanto, cuanto más comidas hagas más calorías emplearás en todos los procesos necesarios para la digestión, la metabolización y la absorción de los nutrientes.

644414_507647489270564_1123012208_n


Mito Nº 2
: 
Si dejo de tomar líquidos en las comidas, engordo menos”

Respuesta
Falso, el líquido junto con las comidas o alejado de ellas no influye en la ganancia de peso corporal, siempre y cuando se trate de líquidos no calóricos. El agua no aporta calorías y otras bebidas tales como jugos o gaseosas dietéticas aportan muy bajo valor calórico, por lo tanto, consumidas en el momento de las comidas otorgan volumen y sensación de saciedad.

Mito Nº 3: Los alimentos integrales engordan menos”

Respuesta
Falso, los productos integrales, aportan prácticamente igual valor calórico que los productos realizados con la harina refinada. Para que un producto sea integral, el grano debe conservar su cáscara o envoltura y por lo tanto aportará más fibra, vitaminas y minerales, pero no se modificará el aporte calórico y, al contener mayor cantidad de fibra, otorgan mayor valor de saciedad a nivel gástrico, lo que implica que con menor cantidad de alimento te llenaras más rápido.

Mito Nº 4: El alcohol fija las grasas”

Respuesta:
Falso, el alcohol no fija las grasas. El alcohol es la sustancia que más calorías aporta al organismo (7 kcal por cada g de alcohol) después de las grasas, y éstas calorías sumadas a las provenientes de los alimentos, cuando resultan en exceso con respecto a las necesidades diarias, son convertidas y acumuladas por el organismo en forma de grasas, por lo que puede influir en el aumento de peso.

Mito Nº 5: “El helado de agua no engorda”

Respuesta
Falso, si bien es cierto que este tipo de helado carece de crema o leche, en cambio contiene altas concentraciones de azúcar, siendo muchas veces mínima la diferencia en cuanto al aporte calórico.

Mito Nº 6: “Dejar de fumar engorda”

Respuesta
Falso. Generalmente al dejar de fumar hay un mayor incremento del apetito y en consecuencia  una mayor ingesta de alimentos debido a la ansiedad que se presenta al dejar el vicio, sin embargo,  con una buena conducta  alimenticia y un aumento del gasto calórico a través de la incorporación de la actividad física, se puede evitar el incremento de peso.

298103_560726010614561_1218625235_n

Mito Nº 7: La milanesa de soja no engorda”

Respuesta
La soja es una leguminosa, que le aporta al organismo prácticamente el mismo valor calórico que las lentejas, porotos o garbanzos. Es cierto que tiene mayor contenido proteico y como muchas veces se la llama “la carne vegetal” será por este motivo que se la asocia con un alimento inofensivo y que puede ser consumido indiscriminadamente en un programa de adelgazamiento.
La milanesa de soja no es un alimento con bajo aporte calórico; está preparada con porotos de soja, harina de soja, a veces mezclada con otros cereales y además está rebozada. Piense que importa más el cómo la consume, con qué acompañamiento y con qué frecuencia lo hace.


Mito Nº 8:
 “Se pueden comer golosinas dietéticas libremente y no aumentar de peso”

Respuesta:
Falso. Debemos tener en cuenta que no todo lo dietético o light no engorda.
La industria reduce el aporte de grasas a las golosinas dando origen a productos “light”, pero éstos conservan casi sin alterar el aporte de carbohidratos. Como consecuencia se ofrece un producto con un menor porcentaje de aporte calórico.
Las golosinas sin azúcar o “zugar free”, son las que durante su elaboración le han sido reemplazadas los azúcares simples por diferentes tipos de edulcorantes. Algunos de ellos como el sorbitol, manitol y xilitol, aportan igual valor calórico que la sacarosa al ser absorbidos. De manera que muchas veces se obtiene un producto levemente reducido en su aporte calórico pero sin azúcar, siendo ideal su uso para pacientes diabéticos. Por lo antes mencionado debemos tener cuidado con el consumo de éstos productos.

396968_515566628478650_78013180_n

Mito Nº 9: “El Aspartame es nocivo para la salud”

Respuesta:
Falso. Más de 100 estudios toxicológicos y clínicos que la FDA (Food and Drugs Administration) ha revisado, confirman que el Aspartame es un edulcorante seguro para la población general. Específicamente el nivel de consumo diario que se considera seguro es de 50mg/Kg peso/día por ejemplo: una persona de 60Kg necesitaría consumir casi 16 latas de 12 onzas de una bebida que contenga Aspartame para alcanzar este nivel. Y aunque pueda suceder que un día una persona consuma más de 50mg/Kg peso/día aun así no se espera que resulte en ningún efecto adverso.

Mito Nº 10: “Si consumo más leche de vaca, produciré más leche materna”


Respuesta:
Falso. La producción de leche materna depende principalmente de la cantidad de glándula mamaria y de un complejo sistema hormonal. Además casi todas las madres producen suficiente leche si: amamantan de forma exclusiva; si el lactante toma el pecho bien en una posición adecuada o si el lactante mama con tanta frecuencia y durante tanto tiempo como lo desee, inclusive en la noche.

Mito Nº 11: “Las Vitaminas engordan”

Respuesta:
Falso. Las Vitaminas no aportan calorías, ya que no son nutrientes energéticos, por lo tanto no engordan.  Las Vitaminas son compuestos orgánicos que el cuerpo requiere en muy pequeñas cantidades, a fin de llevar a cabo funciones metabólicas especificas dentro de las células y son esenciales para la correcta utilización y absorción de nutrientes vitales para nuestro organismo.

Mito Nº 12: “Es mejor perder peso en pocos días”

Respuesta:
Falso. Sea cual sea la estrategia para perder peso, lo ideal es hacerlo de forma progresiva. Establecer metas a mediano y a largo plazo, para evitar caer en episodios de ansiedad y depresión. Recuerda que los kilos de más no los alcanzaste de un día para otro. Lo más importante es ir modificando hábitos alimentarios poco a poco de tal manera que los podamos mantener en el tiempo, ya que con las dietas estrictas, si bien bajas de peso rápidamente, no las podamos mantener por mucho tiempo, y es lo que hace que al no cumplirlas volvamos a aumentar.


Mito Nº 13: 
“Si no tomo medicamentos efectivos, es imposible perder peso” 

Respuesta:
Falso. El medicamento es SOLAMENTE UN APOYO para el control de peso, que se indica a un grupo específico de pacientes y que puede usarse solo durante un tiempo. Si bien el medicamento ayudará a estas personas a perder peso con pocos efectos adversos, la mayor parte del éxito de un tratamiento lo lograrán la dieta y el ejercicio.

 MITO Nº 14: “Cualquier dieta es buena, mientras se lleve a cabo como está indicada”

Respuesta:
Falso. Cada dieta tiene un propósito, no todas las personas pueden o deben hacer todas las dietas ya que: algunas no son balanceadas, no cubren los requerimientos especiales para cada persona, no se ajustan al estilo de vida que usted lleva, pueden ser dañinas si son demasiado extremas, no todas son realizadas por profesionales.


MITO Nº 15:
 “Todas las personas con sobrepeso tienen problemas hormonales, como la enfermedad de la tiroides”

Respuesta:
Falso. Cuando una persona padece obesidad y consulta a un especialista, debe mandar a realizar estudios para descartar alteraciones hormonales. Solo algunas personas tienen obesidad como consecuencia de una alteración hormonal.

 

Conclusión: Después de aclarar algunos de los mitos más relevantes, debemos analizar un poco el por qué pensamos o pretendemos que sabemos cosas que en realidad no conocemos. Muchas personas parecen creer en algunos de los mitos simplemente debido a la exposición repetida de ellos en medios de comunicación o por personas que buscan algún beneficio en particular. Todavía existen muchos mitos, sobre todo relacionados con la alimentación y la obesidad. Tratemos de investigar un poco antes de creer en ellos, asesórate con profesionales de la salud.

 Lic. Vivians Osorio
Nutricionista – Dietista / Venezuela
@Vivians_Osorio

Fuente: Fuente